Empezamos un año nuevo y los propósitos andan en el aire. Si todavía no utilizas Linux, vamos a darte 9 razones para que uses Linux de una vez por todas y que tu sistema operativo sea el del pingüino.

1. Its free

La última actualización de sistema operativo Windows es gratis (o tal vez no) durante un año, pero este pasará a convertirse en un servicio por el que tendremos que pagar cada cierto tiempo tiempo, ya que según dicen no habrá más versiones de Windows, si no que pagaremos para tener soporte y ‘legalidad’ durante un periodo de tiempo.

Bueno, si usamos Linux no tendremos que preocuparnos por esto y otras cosas, pues que no hay que pagar para obtener el sistema ni para actualizarlo. Y si queremos olvidarnos de las diferentes versiones de distribución que tenemos, podremos optar por usar una de las rolling-release que existen, con las que tendremos un sistema del que se irán actualizando los componentes, sin necesidad de cambiar el S.O.

2. Facilidad de Uso

Es cierto hace 10 o 12 años atrás, era algo complicado usar un sistema Linux, la mayoría de usuarios que prueban un entorno Linux hoy en día  reconocen no tener mayor complejidad que el tener que ubicar los diferentes elementos en los submenús del panel de control, cosa que desaparece tras 10 a 15 minutos paseando por las diferentes opciones que se nos ofrecen.

La evolución de Linux hacia entornos más similares dio como resultado por ejemplo LinuxMint, que nos ofrece menús prácticamente iguales a los de cualquier Windows, o Elementary y DeepIn, con interfaces más similares al sistema operativo MacOS.

3. Software Libre y Open Source

Más de uno hemos instalado en nuestro Windows algún tipo de aplicación open source que no termina de funcionar correctamente. Mi más reciente experiencia se ha dado con LibreOffice 5, comprobando como funciones que trabajan correctamente bajo Linux, en Windows no terminan de ofrecer el resultado esperado.

Esto es básicamente porque estas aplicaciones están desarrolladas con miras principalmente a sistemas Linux, buscando posteriormente la compatibilidad con otros sistemas existentes. Así como sucede con LibreOffice, otras tantas aplicaciones open source, funcionarán mejor sobre Linux, aportarán estabilidad, serán de fácil uso y sobre todo gratuitas al igual que las distribuciones Linux, otra razón por la que elegir esta plataforma.

4. Más Seguro

Si preguntamos a cualquier usuario cuales son los siguientes pasos a seguir tras instalar Windows, seguramente encontraremos en la lista “instalar un antivirus”. Algo que prácticamente nunca escucharemos de un usuario medio de Linux (los hay que aún con Linux instala un antivirus, tiene que haber de todo 😉 ), puesto que el 90% de los virus, troyanos y otras amenazas existentes están orientadas a Sistemas Windows y MacOS, dada la popularidad de estos sistemas, el porcentaje de infección es mayor.

Y si dudamos de alguna aplicación, como la mayoría de las existentes para Linux son Open Source o de Código Abierto, con echar un vistazo al código de la misma. En caso de que no controlemos de programación, tranquilos, hay una gran comunidad de soporte que a la más mínima sospecha pondrá en evidencia cualquier “rareza” que encuentre.

5. Versatilidad

Configurar un sistema a nuestro gusto y necesidades es algo que únicamente encontramos en Linux. Algo tan sencillo como el poder elegir un entorno de escritorio u otro o la forma en que se muestra el menú, es únicamente posible en el sistema representado por el pingüino.

Y eso es algo mínimo, por supuesto podemos elegir qué paquetes o programas base queremos conservar y cuales eliminar. Esto en Windows es totalmente impensable, por poner un ejemplo, si no deseamos el bloc de notas o notepad, únicamente nos limitaremos a obviarlo, mientras que en Linux tendremos sólo lo que necesitemos o queramos. Cualquier programa preinstaldo puede ser eliminado o sustituido por aquel que consideremos.

Gracias a esto, podremos tener un sistema Linux dedicado en la totalidad de sus recursos a ejecutar juegos, al diseño gráfico, a la edición de audio, etc…

6. Compatibilidad

Creo que no soy el único que al actualizar, por ejemplo de Windows XP a Windows 7, ha perdido la compatibilidad de algún dispositivo (webcam, micrófono, tarjeta de sonido…), debido a que los nuevos sistemas no soportan multitud de periféricos con unos años a sus espaldas, por muy bien que funcionen.

A esto debemos sumar la cantidad de recursos que se exigen al equipo, por lo que nuestro hardware debe ampliarse con cierta regularidad.

Linux nos ahorra todo esto, puesto que tanto sus escasas exigencias como su amplia compatibilidad con periféricos “antiguos” hacen que prácticamente podamos trabajar a día de hoy con una equipo de los 90.

7. Actualizaciones en Linux

A diferencia de otros sistemas en Linux recibiremos actualizaciones con bastante frecuencia, solventando así de forma rápida cualquier vulnerabilidad detectada. Podremos recibir actualizaciones tanto del núcleo, como de diferentes módulos del sistema o de los diferentes paquetes instalados en éste.

Mientras que en el sistema de Microsoft tendríamos que esperar a que terminen de corregir múltiples fallos para ofrecer una actualización (que aplicará diferentes correcciones al sistema), en Linux tendremos estas diferentes correcciones en el momento en que se puedan aplicar al sistema, sin tener que esperar innecesariamente para aplicar la corrección. Además las actualizaciones en Linux no implican un reinicio del sistema como así se requiere en otras plataformas, ahorrando así tiempo al usuario.

8. Repositorio de Aplicaciones

Del mismo modo que existe la Windows Store, la PlayStore en Android o la AppStore en iOS,Linux cuenta con su propio centro de software donde todo software puede ser descargado de forma gratuita.

Además este repositorio de aplicaciones sólo nos recomendará software compatible con nuestro sistema y hardware, por lo que no tendremos que preocuparnos por la compatibilidad o las actualizaciones, ya que será el propio centro de software quien nos recuerde qué aplicaciones debemos actualizar.

9. Comunidad Linux

Lo mejor sin duda del pasarnos a Linux, es que además del soporte que nos pueda ofrecer el desarrollador de nuestra distribución, contaremos con un soporte técnico conformado por los diferentes usuarios de plataformas Linux de casi todas las partes del globo, poniendo en común sus conocimientos y experiencias.

Los foros de la comunidad Linux son incontables y son la segunda mejor opción donde buscar información tras el manual del software en cuestión. Participar en ellos aunque sea únicamente con nuestra experiencia usando una aplicación podrá servir de referencia a otro usuario que cuente con nuestro mismo sistema y dicha aplicación esté arrojándole algún tipo de problema.

Resumen

Resumiendo, deberíamos pasarnos a Linux tanto en lo personal como en lo profesional por:

  • Ahorro económico: Tanto en licencias de sistema como de aplicaciones. Aprovechamos mejor el hardware de que disponemos, por lo que tendremos que invertir menos en este aspecto.
  • Ahorro de tiempo: Aprovechando mejor los recursos del sistema y no teniendo que reiniciar o parar por actualizaciones.
  • Más estabilidad.
  • Más seguridad.
  • Mejor Soporte.
  • Adaptación del sistema a nuestras necesidades.

Autor David Gaytan

David Gaytan a escrito 25 post en este blog.

Soy programador de computadoras, dispositivos móviles y diseñador Web. Actualmente me dedico a la creación de Sitios Web basados en WordPress.